Citas de La verdad sobre el caso Savolta.

—¿De quién es ese retrato? —preguntó el comisario Vázquez señalando una fotografía enmarcada de mi padre.
—De mi padre —respondí.
—Vaya, vaya, ¿que pensaría su padre de usted si supiera que le visita la policía?
Supuse que quería intimidarme, pero falló y me cedió la ventaja obtenida por la sorpresa.
—No pensaría nada: murió hace tres años.
—Oh, perdón —dijo el comisario—. Ignoraba que fuese usted viudo.
—Huérfano, para ser exacto.
—Eso quise decir, perdón de nuevo.

____ x _____

Cuídese mucho de los moros, que son mala gente y muy traicioneros. Los compañeros y yo le echamos de menos. Un respetuoso saludo

Tenga cuidado con los moros, que son muy propensos a atacar por la espalda. Respetuosamente a sus órdenes.

Hablo a diario con Jesucristo y le pido que le salve a usted de los moros. Atentamente le saluda.

Cuídese mucho de los negros, que son muy dados al canibalismo y a otras bárbaras prácticas. Le saluda con respeto.

____ x _____

– ¡Me sobra de todo para cantar en el Liceo, colgajo de mierda!

– ¡Te sobra finura, putarranco! -aulló el vejete.

– Muchas quisieran tener de lo que a mí me sobra -gritó la cantante y se sacó por encima del escote unas tetas como tinajas. El vejete se abrió los pantalones y se puso a orinar burlonamente. La cantante dio media vuelta y se retiró bamboleante y digna, sin esperar aplausos. Al llegar a las cortinas, tras el piano, se giró en redondo y dijo, solemne-: ¡Te parieron en una escupidera, marica!

No hay comentarios:

Publicar un comentario