Thinking fast and slow

Thinking, fast and slow, obra del psicólogo Daniel Kahneman, pretende proporcionar recursos para identificar y comprender los errores que cometemos al elegir, juzgar y opinar. Según el autor, en el día a día, nos dejamos guiar por nuestras emociones e impresiones y normalmente, nuestra confianza en nuestras intuiciones y creencias están justificadas. Sin desacreditar la inteligencia humana, Kahneman ofrece herramientas para mejorar las decisiones que tomamos y evitar los errores que nuestra intuición pueda cometer. Para alcanzar este fin, el libro se centra en dos aspectos. En primer lugar, busca promover el uso de un lenguaje más conciso para abarcar y entender mejor nuestro entendimiento y opiniones. En segundo lugar, parte de la premisa de que es más sencillo analizar las elecciones de los demás que las propias, y propone el cotilleo informado y fundamentado como una fuente de auto - corrección.

La idea clave que se desarrolla a lo largo de la obra es que bajo determinadas circunstancias, la intuición tiende a cometer unos sesgos determinados. Para explicar el funcionamiento de la mente, el autor introduce dos personajes ficticios que pueden interactuar entre sí, el Sistema 1 y el Sistema 2. El Sistema 1 actúa de forma rápida y automática y sin que tengamos conciencia de ello, mientras que el Sistema 2 se encarga de tareas que requieren más esfuerzo y se le asocia con la voluntad y la concentración, entre otros. El autos insiste en que estos dos personajes no existen como tal, son meramente una ficción narrativa que permiten entender mejor los procesos de nuestra mente.

El autor atribuye numerosos errores de juicio intuitivo al Sistema 1. Aunque este "personaje" sea capaz de mantener y actualizar nuestro concepto de normalidad en el mundo real, distinguiendo los eventos sorprendentes de los normales y buscar interpretaciones causales de lo ocurrido muy rápidamente, también tiene algunos puntos débiles. Por ejemplo, al tener que buscar la respuesta a una pregunta, puede sustuirla por otra cuya respuesta sea más accesible o rápida, sin que seamos conscientes del cambio. El Sistema 1 no distingue si las respuestas que proporciona proceden de nuestras habilidades y experiencias o si son meramente heurísticas. Además, el Sistema 2 frecuentemente es perezoso y no construye una respuesta propia más lenta que contraste con nuestra primera intuición. 


Algunos errores de la intuición son el efecto halo o WYSIATI (What you see is all there is) que consiste en equiparar la limitada información que tenemos con toda la que hay. Otro aspecto tratado detalladamente en el libro es la dificultad de la mente humana para pensar intuitivamente de acuerdo a los principios estadísticos, incluso en casos de expertos en este campo. Desoír leyes estadísticas básicas, argumenta Kahneman, conlleva recurrir a atajos heurísticos que distorsionan nuestros cálculos de probabilidades en el mundo real.

Después de explorar los errores de la intuición, la obra trata uno de sus defectos más notables: la confianza exagerada en nuestras opiniones y juicios. El autor pone abundantes ejemplos procedentes principalmente de la economía para explicar la ilusión de validez o la ilusión del entendimiento. En situaciones de incertidumbre, necesitamos confiar en nuestras respuestas, construyendo un resultado coherente aún disponiendo de poca información; el Sistema 1 está diseñado para sacar conclusiones incluso partiendo de pocos datos, y uno de sus fallos es no ajustar la confianza en un modelo a la cantidad y calidad de datos que lo han creado.

Thinking, fast and slow es un recorrido detallado por las debilidades de nuestra intuición y cumple eficazmente su propósito de proporcionar un vocabulario más rico y conciso para describir los procesos mentales involucrados en la toma de decisiones. Son especialmente útiles las breves frases que aparecen al final de cada capítulo a modo de ejemplo sobre cómo se podrían emplear estos términos técnicos en el habla cotidiana. No obstante, queda como tarea del lector poner en práctica las estrategias que la obra presenta para detectar posibles defectos en la intuición de los demás y finalmente ralentizar el razonamiento para tomar decisiones más acertadas nosotros mismos.

Fdo: Lucía Séchura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario