Perdonen las ventosidades


Título: El nombre del viento.
Autor: Patrick Rothfuss
Páginas: 873


Sinopsis

Kvothe es un héroe no practicante que se esconde como posadero en un pueblo en medio de la nada. Kvothe decide contar la historia de su vida a "Cronista", un ilustre recopilador de historias.

Me han comentado que hay una segunda parte, y que tal vez no sea justo o adecuado juzgar al primer libro individualmente. Pero como el libro no se vende unido a su continuación, sino como un objeto único, no tengo reparos en hacer una reseña tan solo de la lectura de este libro. No obstante, en breve me leeré la segunda parte y me reservo el derecho de editar esta entrada.

Opinión personal

Entiendo que esta novela sea considerada magnífica por varios de mis compañeros. Para empezar, tiene un gran héroe, Kvothe. Un héroe que tiene varias de las características de la novela fantástica tradicional: comienza desde cero, tiene habilidades extraordinarias y sobrenaturales, una gran inteligencia, un malo malísimo...

Además, al contrario que otros libros de literatura fantástica, este tiene ciertas similitudes con la realidad; el autor se esfuerza para que, a pesar de su magia, la universidad en la qué estudia Kvothe sea similar a las de nuestro mundo; por ejemplo, los personajes tienen dificultades para conseguir dinero.

Y, hablando de dinero, el autor consigue dar cifras en una moneda inventada sin que esto nos extrañe, y utiliza el hecho de que esta moneda sea inventada para que nosotros tan solo sintamos que Kvothe necesita mucho o poco dinero, para manipular nuestras emociones sin desviar demasiado nuestra atención a aspectos prosaicos. Es un bonito recurso.

Pero a mi esta novela no me ha entusiasmado. He aquí porqué:

Un romance pésimo. No un romance mediocre, no un romance prescindible; un romance pésimo. Pésimo principalmente porque la dama es irreal en todos sus aspectos. Es plana no de senos sino con respecto al tipo de personaje que es; se nos ofrece muy poco contexto. Parece que el autor intenta crear un personaje misterioso pero termina con uno bidimensional. Se agradecería que la vaca no fuese esférica.

Otro elemento que podría haber sido más desarrollado es el juego de narradores (aquí se ve la influencia de haber estudiado el Quijote en literatura). El hecho de que Cronista recopile todas las palabras de Kvothe sin fallo alguno hace que este personaje sea prescindible, redundante. Si hubiese un poco más ambigüedad, este juego de narradores sería mucho más interesante.

El tercer, último y más relevante fallo de esta novela es que es de literatura juvenil, y yo me estoy haciendo viejo. Escribir una novela juvenil entraña retos de gran dificultad, como escribir un romance que sea fácilmente entendible por lectores jóvenes, o lidiar con la necesidad de cargar el libro de acción para retener en todo momento la atención del lector, etc.

Y ciertamente, este libro soluciona estos problemas de manera magistral para ser literatura juvenil, pero lo hace sacrificando realismo, reflexión, complejidad y calidad. Aún así, este libro proporciona un entretenimiento ligero, similiar al de los Ángeles de Charlie.

17 comentarios:

  1. Hola. Participo en la iniciativa Seamos Seguidores. Te sigo.
    http://radioactive-books.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    Es cierto que el.romance es un plano y hasta cierto punto lo puedo considerar obligado... sin embargo fue una lectura que disfruté mucho.
    Gracias por la reseña.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, y gracias a ti por tu opinión

      Eliminar
  3. Hola!
    Le tengo ganas a este libro pero que el romance sea así no se si me convence mucho, ya que soy de las que me gustan mucho los romances en los libros.
    Muchos besos, nos leemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te fíes excesivamente de mi opinión, a los demás comentaristas les ha gustado bastante

      Eliminar
  4. ¡Hola!
    Pues siento oír que no te ha gustado porque a mí me encanta. Estoy de acuerdo contigo en lo del romance, la verdad es que Denna sobra muchísimo en la historia.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno es saber que estás de acuerdo.

      Eliminar
  5. Había leído alguna que otra reseña que lo ponía bastante bien, pero no las tenía todas conmigo; y ahora que leo tu opinión, creo que me quedo con ella, jeje. Eso sí, el recurso de lo de las monedas me ha parecido muy chulo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Repito lo que he dicho a Rubíes Literarios, no te fíes excesivamente de mi opinión, a los demás comentaristas les ha gustado bastante

      Eliminar
  6. ¡Hola! En primer lugar, quiero darte la enhorabuena por tu reseña, aunque personalmente no comparto tu opinión con algunos aspectos ha sido la primera que me ha animado a escribir para debatir un poco.
    Para empezar, creo que el "romance"ha sido lo más criticado pero bajo mi punto de vista, este no es un libro romántico y la relación con Denna no es el eje principal de la historia como sí lo es en otro tipo de novelas y creo que funciona mucho mejor así. Se trata de un punto que desencadena determinados sucesos en la vida del protagonista y que sirve para hilar algunos hechos pero no es un fin en sí mismo.
    Respecto al realismo, creo que está muy conseguido en toda la obra pues el universo creado por el autor tiene su propia lógica y lo deja todo bien atado y con sus propias leyes y la calidad del relato es insuperable. Prefiero obviar las etiquetas en la literatura, pues no creo que sea bueno decir este libro es para jóvenes y este no, pero creo que El nombre del viento es una obra de fantasía, para todo aquel que la quiera leer.
    Para finalizar, no entiendo tu alusión al estudio del Quijote en tu reseña, la verdad (y te lo dice una licenciada en Filología Hispánica). Está claro que el personaje del Cronista y los sucesos que ocurren en los primeros capítulos del libro son necesarios para introducir la historia, sin Cronista no existiría la Crónica -del asesino de reyes-; ¿podría haber sido sustituido por un elemento similar? No digo que no, por ejemplo en la saga de Geralt de Rivia el primer libro comienza con el protagonista en una especie de monasterio que desencadena que cuente su historia a una persona allí presente. Es un buen recurso para tener un motivo para contar una historia como esta y nos permite tener en contraposición a dos Kvothe totalmente diferentes, hace que te preguntes ¿qué le paso para cambiar tanto? ¿Qué sucedió y en qué momento? Ese es, en mi opinión, el verdadero motivo y eje de la historia.
    ¿Sería mejor tener una historia sin más, sin necesidad de una parte de metaliteratura? Pues no creo que funcionara tan bien, es una historia dentro de una historia y ambos planos están bien construidos y se entrelazan muy bien entre ellos.
    ¡Y hasta aquí mi opinión! Espero que no te ofendas por este tocho, me he sentido animada para compartir mi punto de vista gracias a tu reseña, por cierto El nombre del viento no es uno de mis libros favoritos, de hecho tuve que leerlo dos veces para apreciarlo de verdad, pero al final me gustó mucho y yo sí lo recomendaría.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco mucho tu comentario.

      Si bien es verdad que este no es un libro romántico y la relación con Denna no es "un fin en sí mismo", creo que esta relación ocupa un lugar tan central en nuestro entendimiento de Kvothe que un fallo en este romance se puede considerar un fallo en la obra entera.

      Me alegra saber que eres una licenciada en literatura; estoy contemplando elegir ese camino; ¿te importaría que te hiciese algunas preguntas en un futuro?

      No me había parado a pensar que vemos dos Kvothes diferentes, y ciertamente esto nos produce curiosidad, mucagracias por mencionarlo.

      Aún así, creo que Cronista sí podría haber sido sustituido por un elemento similar, ¿acaso es Cronista mucho más que un mero espectador? Un espectador que además no puede comentar ni valorar la historia, pues Kvothe ha amenazado con dejar la historia sin terminar si es interrumpido.

      El concepto de metaliteratura se escapa un poco de mis conocimientos actuales, pero yo diría que tiene mucho más que ver con la reflexión sobre literatura dentro de una obra literaria que con tener matrioskas. Kvothe sí reflexiona sobre el inicio de los mitos, llegando a crear uno para Cronista (no sé si esto es en la primera o en la segunda parte), pero esta creación es una continuación de una reflexión anterior, y seguiría siendo coherente sin Cronista.

      El hecho de que haya un personaje que escriba, ¿hace que la obra contenga "metaliteratura"? ¿sí quitásemos a Cronista y Kvothe le estuviese contando su historia a Bast, ya no sería metaliteratura?¿el hecho de que haya una historia dentro de otra implica metaliteratura, o tiene este juego que estar acompañado de una reflexión? Te agradecería que me aclarases este último punto.

      ¡Un saludo!

      Eliminar
    2. ¡Hola! muchas gracias por tu respuesta, tanto tu análisis como tus preguntas me han parecido muy interesantes y creo que puedo entender tu punto de vista, por ejemplo respecto a Cronista.

      Tienes razón al pensar que se trata de un recurso introductorio para que la historia sea contada, perfectamente podría ser sustituído, por ejemplo si Kvothe le contara la historia a Bast sin más o algún otro personaje. Sin embargo, Patrick Rothfuss siempre se ha declarado un fan de los entresijos y laberintos que pueden crear las palabras (de ahí un personaje como Auri) y es algo que vemos a los largo de toda la obra, por eso creo que necesita poner a Cronista, para que nosotros tengamos una crónica "real" (dejando de lado lo que te comenté anteriormente de los dos Kvothe, para mí el eje que sustenta todo el argumento), donde queda reflejada la propia presencia de aquel que recoge la historia formando parte de ella en algunos momentos, aunque no nos lo cuente en primera persona. Es cierto que este hecho no nos produce ninguna reflexión sobre literatura en sí, pero aplico este termino (que algunos definen como metaficción) porque a través de planos literarios y el juego con la propia literatura dentro de la lieratura nos ayuda a reflexionar sobre la historia como una especie de juego.

      De esta apreciación personal (y que puede ser un gran número de pájaros que tengo yo en mi cabeza) entraría dentro el concepto de metaliteratura, es decir, tenemos una obra dentro de otra obra: en un primer plano unos personajes en una situación e historia y dentro de esta, una crónica que va siendo lentamente contada y redactada a su vez. El hecho de que haya una obra que se está contruyendo dentro de otra es lo que me evoca a un juego metaliterario. Dicha crónica es la que ha llegado hoy a nuestros días, ¿hará algún tipo de juego el autor al final de la saga con este aspecto? Puede que sí o puede que no, ya lo leeremos a su tiempo, aunque mi percepción de la historia en este momento es esa.

      Con todo esto no pretendo convencerte ni mucho menos hacer que cambies de opinión respecto a esta obra, por supuesto entiendo que no te haya gustado y gracias a eso hemos tenido este pequeño literario tan interesante. Respecto a tu interés por los estudios de literatura y lengua, aquí me tienes para todo cuanto quieras saber, no dudes en contactar conmigo si te surgen pregntas al respecto.

      ¡Un saludo y gracias por tu tiempo!

      Eliminar
  7. Me encanta tu blog, gracias por visitarme. Ya te sigo. Suerte.

    ResponderEliminar
  8. Hola! Me ha parecido estupendo encontrar esta reseña ya que justo acabe el libro la semana pasada. Lo cierto es que no coincidimos en la opinión porque a mi personalmente me fascinó el libro. Hace tiempo que estaba buscando leer un libro del género fantástico que mereciera la pena y Patrick Rothfuss lo consiguió(en mi opinión, claro)
    Saludos y me ha encantado tu forma de reseñar, pocas veces me leo las reseñas completas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco que la hayas leído entera.

      Eliminar